Inicio » Sol de Margarita: Mercado inmobiliario se contrajo en primer trimestre

Sol de Margarita: Mercado inmobiliario se contrajo en primer trimestre

Los indicadores del sector inmobiliario en Nueva Esparta son muy similares a los que registra el resto del país, ya que la solicitud de compra de inmuebles se mantiene por el orden del 20% y de ello, el 70% de los interesados sólo buscan bienes secundarios de “oportunidad”.

Carolina Flores Sierra, presidenta de la Cámara Inmobiliaria del estado, dijo que las ventas “apuradas” es lo que marca el mercado en estos momentos y que la solicitud de compra tiene características específicas, es decir, que los potenciales compradores tienen la ilusión de conseguir la oferta de un inmueble de dos habitaciones, en una zona con todos los servicios, además de seguridad y en un rango de entre 50 y 100 millones de bolívares.

Destacó que en los actuales momentos está muy difícil alcanzar esos deseos y que, incluso, eso ha reducido la oferta, puesto que quien está dispuesto a vender su inmueble no desea perder el esfuerzo de su vida.

“La tendencia es a no flexibilizar el precio que exige y esto tiene contraído el lado del vendedor”, acotó la especialista en bienes raíces.

Explicó que en términos generales es necesario analizar que el renglón de ventas secundario ha experimentado un ligero repunte, producto del alto costo de la vida que trae la imposibilidad de solventar el pago del condominio.

A eso se suma la necesidad de reducir espacios porque los hijos se van o la intención completa de la familia de migrar; no obstante, la misma situación económica ha contraído la oferta, toda vez que el vendedor desea ir a la par de la inflación, lo que aleja al comprador de esa posibilidad.

Créditos ya no son opción

La presidenta de la Cámara Inmobiliaria del estado resaltó que en estos momentos se ha puesto muy cuesta arriba alcanzar una vivienda propia, y que ni siquiera recurrir al crédito hipotecario es una opción firme, porque la venta de oportunidad no espera el tiempo que necesita la tramitación.

Acotó que precisamente por el impacto de la inflación y la pérdida del poder monetario, se hace difícil tener acceso a una vivienda propia y, mucho menos, es posible pagar una mensualidad financiera de al menos 156 mil bolívares, que es lo que se fija para un préstamo de ese nivel.

Detalló que entre el último trimestre de 2016 y lo que va de este año no ha habido mayor variación, por lo que la solicitud de inmuebles está por el orden de apenas 20%.

Ley de arrendamiento

La presidenta de la Cámara Inmobiliaria destacó que lo grave de la situación es que el alquiler tampoco es una solución a la falta de vivienda, visto que la Ley de Arrendamiento genera mucha desconfianza, por lo que consideran oportuno generar discusiones al respecto, que lleven a la revisión de ese instrumento legal para que el arrendamiento vuelva a ser una alternativa viable.

Fuente: Sol de Margarita, 15 de marzo de 2017