Inicio » El Informador: Misión Vivienda no construye nada en el estado Lara

El Informador: Misión Vivienda no construye nada en el estado Lara

A pesar de los anuncios del Gobierno nacional, la Gran Misión Vivienda Venezuela no ha construido la primera solución habitacional en el estado Lara durante el primer trimestre del año en curso, donde sí destacan varias obras pertenecientes al sector privado, el cual dinamiza la economía pero en una escala mediana.

Pedro Peña, presidente del Sindicato de la Construcción en la entidad, asegura que la GMVV sigue paralizada en la entidad crepuscular en un 95% y lo único que han hecho es bloquear la urbanización Che Guevara en Palavecino en 4 edificios, los cuales presentan una demora y con poco personal contratado. “Ni en un año se construyen 30 mil viviendas como lo dijo una vez Luis Reyes Reyes y el diputado Luis Jonás Reyes Flores. En 2015 anunciaron la construcción de 22 mil viviendas en Lara y no cumplieron; otras 32 mil para el 2016 y no hicieron nada y para el 2017 bajaron a 30 mil y ya termina el primer trimestre del año”, argumentó Peña.

El índice del desempleo se ubica en un 90%, con 23 mil obreros sin plaza ocupada y ahora muchos de El índice del desempleo se ubica en un 90%, con 23 mil obreros sin plaza ocupada y ahora muchos de Otras obras con capital privado se levantan en los urbanismos Colinas del Viento y Ciudad Roca; la clínica IDB en Palavecino y el Hiperlíder del norte.

Argumentó por otra parte, que el gobernador Henri Falcón prometió este año obras como el paseo Glorias Deportivas y el Conservatorio de Música, donde pegaron 30 bloques y así lo dejaron; gimnasio Pentágono en Carora, la plaza Chío Zubillaga, donde quitaron las lámparas después de instaladas por el mismo contratista. Asegura que el mandatario regional también falla al no mantener frentes de trabajo abiertos generadores de empleo.

El Gobierno nacional tiene la responsabilidad de la avenida El Trapiche que conectará con el urbanismo Alí Primera, pero los trabajos son lentos. Otras obras privadas se ejecutan en el este y parte del centro de la ciudad.

Buhoneros
Mucha mano de obra calificada como cabilleros, carpinteros y pegadores de baldosa, entre otros, en los últimos años durante la recesión del sector construcción, se dedicaron a la venta de bambinos, melones, tomates, tostones, café, golosinas, empanadas y otros artículos que les generan dinero en efectivo. Pero además, otros escogieron el camino del bachaquerismo.

José Marcano, obrero y carpintero, ante la falta de trabajo, optó por vender en plena avenida Venezuela melones. Espera la reactivación de varios proyectos para ganar lo justo cada semana.

Situación similar vive Edecio Aranguren, quien vende café en la avenida Florencio Jiménez. Lleva dos años desempleado en la construcción, pero con la economía informal lleva el sustento para su casa. Es plomero y electricista, pero cada vez que toca “portón”, pasan los días y no recibe el llamado. Como estos trabajadores del ramo, un elevado porcentaje espera la reactivación total en la capital larense.

Fuente: El Informador, 15 de marzo de 2017