Twitter Facebook

//Temas de interés

Cierran vía pública para exigir venta de cemento en Porlamar

Fecha: 15-01-2014

Fuente: Sol de Margarita

Protesta_dn

La escases de materiales de construcción y la limitantes para la compra de ellos, generó durante la mañana de ayer, el cierre de la avenida Juan Bautista Arismendi, frente a la empresa que distribuye el cemento.

La molestia por la tardanza en la venta del cemento, activó la alarma entre los compradores, quienes aludiendo a que podría haber un posible acaparamiento o desvío del material, decidieron cerrar la vía pública y exigir a la directiva de la empresa Vencemos, la venta del producto.

Desde la calle, cerrada por rocas, la comunidad que se acercó para comprar el material, observaba las paletas de cemento que reposaban tras el portón rojo de la empresa, sin poder optar a la compra del mismo.

Teodora López, fue una de las decenas de personas que se apostaron frente a Vencemos para espera la venta de algunos sacos de cementos, porque según la empresa había problemas con el sistema de facturación y no podían despachar.

López explicó que desde el pasado jueves, la empresa manifiesta problemas con el sistema de facturación, pero según afirmó, con el paso de los días veían como disminuían las paletas de cemento apiladas una arriba de otra.

Mario Martínez, protestante, denunció que esa irregularidad para evitar la venta del cemento, pudo ser por una mafia interna para revender el producto en otros espacios, porque en varios establecimientos han estado comercializando el saco de cemento hasta en Bs 300, cuando el costo es de Bs 25.

La acción de los protestantes generó la presencia de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía Estadal. Los oficiales castrenses ingresaron a la empresa, junto a algunos protestantes, para verificar la presencia del cemento y los motivos por el cual no se estaba comercializando el producto, que fue regulado por el Gobierno Nacional.

Empleados de la empresa negaron el acceso de Sol de Margarita, y aseguraron que no había representantes para explicar el por qué de la tardanza, en la venta del cemento.

 

Venta tardía

 

Luego de la mediación de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) con los encargados de la empresa Vecemos, la venta de cemento se inició a la 1:00 p.m. a las afueras de ese depósito en la Juan Bautista Arismendi, municipio Mariño.

Teodora López, informó durante la tarde de ayer que les permitieron comprar hasta 10 sacos de cemento, a un costo de Bs 25.